Sistemas de Elevación

La necesidad de llevar productos a diferentes niveles de altura, ya sea dentro del centro de distribución o dentro de la planta de producción, ha orillado al desarrollo de distintos tipos de soluciones, desde los elevadores verticales, los reciprocantes, continuos, hasta los espirales. La aplicación de los mismos varía dependiendo del tipo de producto, flujo y los espacios disponibles.

Por ejemplo, como su nombre lo indica, los espirales son transportadores con esa forma que permiten manejar flujos elevados de productos de fondo rígido y plano, interconectando dos o más diferentes niveles. La banda principal es en realidad una cadena triplanar que permite halar confiablemente la longitud total del espiral, incluyendo el producto manejado. Además de seguros, los espirales son silenciosos y no consumen energía exagerada. Se diseñan en diferentes anchos, alturas, capacidades y velocidades de acuerdo a los requerimientos.

Los espirales pueden funcionar para subir o para bajar flujos de productos con rate elevado, de forma fluida y confiable, y también pueden recibir y entregar en diferentes posiciones. El costo de adquisición de los espirales es un poco más alto, pero un análisis cuidadoso mostrará la bondad de elegirlos cuando el espacio o la aplicación las amerita.

Es muy frecuente ver espirales en las plantas de proceso, ya sean de alimentos, cuidado personal, cosméticos, farmacéutica entre otros, así como en centros de distribución.

Pregunte a su consultor G.I.Eicom* acerca de las diferentes opciones al respecto.

Te puede interesar

Contáctenos para una asesoría personalizada